Titular noticias

Fairtrade crea mejores condiciones para productores de té


El té es la bebida más popular del mundo, tras el agua, con aproximadamente 70,000 tazas bebidas por segundo. Desde sus orígenes como un antiguo cultivo medicinal en China, el té se ha extendido por todas partes, cultivándose principalmente en las plantaciones de la India, Sri Lanka y África oriental.


Hay muchas variedades diferentes de té; el surtido se extiende desde los tés habituales en bolsas, pasando por las variedades de tés a granel y hasta los cultivados ecológicamente. El precio de mercado es muy variable y depende de qué tipo se trata, de la forma en que se cultivó y de qué región procede.
 
En muchos orígenes, la producción de té tiene raíces en la era colonial, con solo mejoras graduales desde entonces. La industria del té multimillonaria emplea a millones de personas, pero las condiciones de trabajo y las ganancias para los productores son a menudo terribles.
 
Fairtrade trabaja con los trabajadores de las plantaciones y con los pequeños productores para llevar el té Fairtrade a los consumidores de todo el mundo
 
Fairtrade reconoce los desafíos en el sector del té y se compromete a lograr cambios para los productores y trabajadores del té. De acuerdo al último informe del año 2017, en la actualidad hay 106 organizaciones productoras certificadas en todo el mundo, en las cuales trabajan 392.700 productores y trabajadores.

El 64% están localizadas en Kenia un 45% son trabajadores, 20% pequeños productores y un 26% son mujeres trabajadoras y pequeñas productoras.

Cada vez más empresas quieren que sus plantaciones de té sean certificadas por Fairtrade. Los empleados se benefician de los estándares Fairtrade, se les trata de forma justa y reciben un sueldo que se corresponde con los requisitos mínimos de las leyes locales.
 
¡Los productores Fairtrade pueden mejorar su vida y su situación laboral por sus propios medios!

Últimas noticias