Titular noticias

Nivelando el terreno para las mujeres de Kenia de la industria de flores


8 de marzo de 2017

Este Día Internacional de la Mujer nos centramos en los desafíos a los que se enfrentan las mujeres en la industria de las flores, y en una mujer keniana que busca que se oiga su voz.

Como viuda y madre de tres hijos, Rosemary Achieng es muy consciente de los desafíos que enfrentan las mujeres para equilibrar las demandas de trabajo y familia. Rosemary, de 47 años,  es supervisora ​​de Panda Flowers, una plantación certificada con Fairtrade en la orilla del lago Naivasha, en Kenia.
 
"Ser madre soltera, un contrato de trabajo permanente y un ingreso seguro es increíblemente importante", Rosemary.

Esto es especialmente cierto en la industria de flores de Kenia, donde las mujeres enfrentan retos diarios, incluyendo salarios bajos, condiciones de trabajo deficientes, exposición a pesticidas y discriminación.
"Fairtrade ha cambiado mucho", dice Rosemary, que es una de las 450 mujeres de la fuerza de 900 empleados de Panda Flowers. "Las mujeres y los hombres ahora tienen los mismos derechos, hay horas de trabajo regulares, días de libranza fijos  y regulaciones de seguridad significativamente mejoradas".
Trabajar en una plantación certificada con Fairtrade le ha dado a Rosemary una casa propia, y dos de sus hijos están estudiando en la universidad gracias a las becas pagadas por la Prima Fairtrade.
"Estoy feliz y orgullosa de que mis hijos hayan podido estudiar, Fairtrade ha tenido un impacto muy positivo no sólo en nuestras condiciones de trabajo, sino también en nuestra vida familiar", afirma Rosemary.
Los proyectos de la Prima Fairtrade también han generado beneficios para las mujeres de la comunidad en general, como una clínica de maternidad en Lake Naivasha financiada en parte por el dinero de la Prima Fairtrade. Ahora las mujeres tienen un lugar seguro para dar a luz.
Aún queda mucho trabajo por hacer
Sin embargo, esta imagen positiva está lejos de ser completada. Rosemary sabe que todavía quedan retos difíciles, sobre todo en el área del liderazgo, donde la participación femenina sigue siendo baja: "Todos somos iguales y cualquier persona cualificada puede convertirse en líder", afirma Rosemary.
Rosemary está más cualificada que la mayoría: después de 13 años en el puesto, ahora se encuentra en la cima del comité de salud y seguridad, y anteriormente fue jefa del comité de género durante seis años. Fairtrade ha establecido comités de género en cada una de las plantaciones de flores Fairtrade de Kenia.
"El comité de género es muy  importante porque asegura que todos sean tratados por igual", explica. "Esto es especialmente importante para las trabajadoras, ya que a menudo no son conscientes de sus derechos. Organicé entrenamientos para dotarles de los conocimientos más relevantes. Ahora son mucho más fuertes que antes.”
Las trabajadoras también están encontrando prejuicios muy profundos en las márgenes de la industria de las flores. La investigación de Fairtrade en plantaciones de flores han revelado que el uso generalizado del trabajo femenino ocasional incrementa el riesgo de abusos contra los derechos humanos, discriminación y acoso sexual.
En Kenia y en todo el mundo, la Estrategia de Género 2016-2020 de Fairtrade trata de abordar las desigualdades en las relaciones de poder y promover la igualdad de género en las organizaciones de productores. La estrategia apunta a fortalecer el poder y la autonomía de las mujeres para que puedan incorporarse a funciones que tradicionalmente les han sido denegadas e influir mejor en sus propias situaciones y condiciones. Fairtrade también está trabajando con socios locales para fortalecer los derechos de las mujeres y abordar las cuestiones de acoso. Por ejemplo, en 2016 Fairtrade África, Kenya Flower Council y Workers 'Rights Watch lanzaron una política modelo de acoso sexual para todas las plantaciones de flores kenianas.
 

Una voz para las trabajadoras de las flores de Kenia
Rosemary tiene la esperanza de que las ventas de flores Fairtrade sigan aumentando, para que todos los trabajadores de las flores puedan beneficiarse de mejores condiciones de vida y trabajo en el futuro. Esta esperanza le ha llevado a Alemania, donde se reúne con activistas, escuelas y representantes políticos, y promueve activamente los derechos de las mujeres en sus países de origen. "Estoy deseando hablar con el público sobre mi trabajo y el impacto de Fairtrade", dice Rosemary.
Más sobre la campaña de flores de Fairtrade Alemania.

08/03/2017
Laura Perona
Últimas noticias