Prensa

FaceBook Twitter LinketIn Instagram YouTube Pinterest

Noticias y actualidad

Un sistema Internacional que merece confianza

Titular noticias

Celebra un San Valentín Fairtrade con amor del bueno


Todos los años se produce una fiebre de las flores cuando los compradores acuden a las floristerías o como es cada vez más frecuente, compran paquetes de rosas cortadas de los estantes de las grandes superficies o supermercados para el Día de San Valentín.


 

Este año busca la marca FAIRTRADE y muestra amor del bueno por la Tierra. Un estudio reciente sobre los impactos ambientales de las rosas cortadas encontró resultados sorprendentes para las flores de Kenia y, gracias a los Estándares Fairtrade, las granjas de flores certificadas están mejorando continuamente las prácticas para reducir su impacto. Las rosas son la flor cortada número uno en el mercado europeo y representan aproximadamente entre el 30 y el 50% del valor minorista de 20-25 mil millones de euros de flores cortadas en general en Europa. El valor de las rosas cortadas importadas a la Unión Europea desde los países en desarrollo alcanzó los 718 millones euros en 2015. Muchas de estas flores se originan en granjas de flores a gran escala dispersas en África Oriental, principalmente en Kenia (donde se origina aproximadamente la mitad de las rosas importadas de Europa), Tanzania y etiopia. La percepción persistente es que los impactos ambientales de las flores que se cultivan en Kenia son mayores que los de las flores que se cultivan en los Países Bajos, pero estudios anteriores demostraron que ese no era el caso.

“Los estudios realizados en 2007 y 2009 demostraron que las flores que se cultivan en Kenia y se envían por aire al Reino Unido tienen una huella de carbono más pequeña que sus equivalentes holandeses. Diez años después, queríamos volver a examinar el tema", dijo Melanie Dürr, Gerente Global de Productos de Flores y Plantas de Fairtrade.

Fairtrade y el Migros-Genossenschafts Bund en Suiza encargaron un análisis del ciclo de vida para comprender los impactos ambientales de las rosas cortadas de diferentes orígenes destinados al mercado suizo. El estudio analizó la producción de rosas convencionales y de corte Fairtrade en Kenia y las rosas convencionales y producidas ecológicamente de los Países Bajos y en menor medida, las rosas Fairtrade de Ecuador. Los investigadores descubrieron que las rosas cortadas importadas de Kenia a la UE generaron 5.5 veces menos emisiones de gases de efecto invernadero y requirieron 6.5 veces menos energía que sus equivalentes holandeses. Los productores holandeses superaron en rendimiento a las granjas de flores de Kenia en la eficiencia del uso del agua en un 50% debido a los sistemas de reciclaje de agua más avanzados.

La razón de las considerables diferencias radica en cómo se calientan los invernaderos: las granjas en los Países Bajos dependen del gas natural, mientras que las granjas en Kenia se benefician enormemente de las temperaturas moderadas durante todo el año, la luz solar y una lluvia más constante. Incluso cuando se tienen en cuenta los impactos negativos del transporte de carga aérea, las rosas cultivadas en Kenia registraron emisiones y demanda de energía significativamente menores. El estudio proporciona información valiosa que puede ayudar a los productores Fairtrade a mejorar aún más sus prácticas ambientales, particularmente en las áreas de gestión del agua. (Revise el informe completo y la respuesta de la administración aquí.)
 
Las granjas de flores en el este de África asumen el reto

Entre las 69 operaciones de flores y plantas certificadas Fairtrade, hay grandes ejemplos de granjas de flores que han asumido el reto de impulsar su desempeño ambiental. Finlays y Oserian Flowers en Kenia son dos productores de flores certificados de Comercio Justo que han reducido drásticamente el impacto de sus operaciones, al tiempo que mejoran las condiciones para los trabajadores.
"Estamos comprometidos con la sustentabilidad ambiental, ya que afecta directamente los medios de vida de nuestros trabajadores, la sustentabilidad de nuestros negocios y la resiliencia de las comunidades donde operamos", dijo Jane Ndirangu, gerente de medioambiente, seguridad de la salud y sostenibilidad en Finlays. "Los requisitos de certificación de Fairtrade nos han ayudado a justificar iniciativas de sostenibilidad ambiental que nos ayudan a mejorar continuamente". Según Finlays, su enfoque en la sostenibilidad ha resultado en una reducción del 50% en el uso total de energía y en una reducción del 50 por ciento en las emisiones de carbono entre 2013 y 2017. Los esfuerzos incluyen:
  •     Abarcar la energía hidroeléctrica, solar y de biogás para reducir la necesidad de energía no renovable
  •     Instalar monitores para medir el uso de combustible y energía e identificar dónde se pueden obtener más ganancias
  •     Recolectar agua de lluvia de techos de invernaderos para el riego
  •     Cultivar casi todas sus rosas hidropónicamente con un sistema automático de alimentación por goteo para garantizar la precisión en el uso de agua y fertilizantes
  •     Tratamiento y reutilización del agua del proceso de alimentación por goteo
“Seguiremos innovando mientras adoptamos medidas que mejoren nuestra capacidad de recuperación ambiental. "Nuestros próximos pasos son mejorar aún más los controles biológicos de plagas, mejorar la energía solar y el despliegue de sistemas de monitoreo de energía para cubrir todas las operaciones", agregó Ndirangu.

Oserian Flowers es el mayor productor y exportador de rosas de Kenia. La compañía fue recientemente reconocida en tres categorías en la ceremonia de entrega de premios de la Federación de Empleadores de Kenia de 2018, que incluye innovación y productividad, conducta empresarial responsable y categorías de inclusión y diversidad. Al igual que Finlays, Oserian utiliza tecnología hidropónica para reducir el consumo de fertilizantes y agua. Han adoptado técnicas de manejo integrado de plagas que son más efectivas y reducen la demanda de pesticidas. Además, Oserian dirige el proyecto de calentamiento de invernaderos geotérmicos más grande del mundo para reducir las emisiones de carbono y controlar el clima. La compañía tiene el objetivo de reducir aún más las emisiones de carbono y de ser "cero a cero" de carbono para 2020.
 
Un día de San Valentín más sostenible

Fairtrade reconoce el impacto que los compradores pueden tener en el medioambiente, especialmente en los días festivos mundiales como el Día de San Valentín. Es por eso que Fairtrade comenzó a certificar flores en 2001, para abordar los derechos laborales y los desafíos ambientales en la industria y ofrecer a los consumidores flores producidas de manera responsable. Si va a comprar rosas en este Día de San Valentín, considere de dónde provienen y dé amor del bueno al planeta eligiendo una opción sostenible y responsable.
 

En España puede adquirir Flores Fairtrade en supermercados Aldi.

Leer noticia en inglés (Fairtrade Internacional): Give some love to the planet this Valentine’s Day


Conozca más sobre las flores de Comercio Justo aquí.

Últimas noticias









Recibe nuestro boletín



Encuentra los establecimientos donde venden productos de comercio justo certificado en tu provincia.